Rukeli, el boxeador que retó a Hitler

Actualidad Cultura Destacados 2

Hoy vamos a hablar con Jesús Torres que nos va a presentar una alternativa cultural que todes deberíamos de ir a ver este domingo 20 de Septiembre en Sevilla. Vamos a conocer un poco sobre él y su obra teatral.

‘Puños de harina’ cuenta la historia de Rukeli, un boxeador gitano que desafió a Hitler. Para las personas que no conocen a este personaje, ¿podrías contarnos quien era Rukeli y cómo te dio por crear una obra sobre él?

Rukeli fue el mejor boxeador de Alemania en los años 30. Tenía un estilo de boxeo nuevo, que luego puso de moda Mohammed Ali, un estilo que estaba prohibido en aquel entonces. El boxeo era algo mucho más rudo, menos moderno, un deporte que consistía en recibir y dar golpes, un deporte de «machos». Rukeli era gitano y tenía el ritmo metido en el cuerpo. No podía moverse en el cuadrilátero sin bailar. Cuando digo bailar no quiere decir que se pusiera a bailar sevillanas, claro… Bailar era tener un estilo de piernas rápido, ágil, mucho más volátil y menos pesado, por decirlo de alguna manera.
En esa época, en Alemania además, la masculinidad era una marca nacional. Los hombres tenían que ir a la guerra, mascar tabaco y a todos, todos, les gustaba el boxeo, que era el deporte de moda.
En ese marco, Rukeli no podía representar a Alemania, era catalogado como «no ser un hombre de verdad». En su mejor combate, el que le daba derecho a representar a Alemania en las Olimpiadas de 1928, le cancelaron su victoria por «bailar como un gitano» y «llorar como una mujer». Rukeli, el mejor boxeador de Alemania, no era un hombre de verdad.
Esta historia llegó a mí a través de un artículo que leí en El País hace mucho tiempo. Lo guardé y hace dos años, vino a mi mente. Mis amigas estaban inmersas en la lucha feminista y me hizo reflexionar que, de algún modo, nosotros, los hombres, tenemos que acompañarlas, redefiniendo nuestra masculinidad.

En la obra aparece otro personaje, Saúl, un joven homosexual, también de etnia gitana. ¿Qué relación tiene con Rukeli?


Pues en ese sentido, Saúl es un joven que, en los 80s, se plantea qué significa ser un hombre de verdad. Su padre le obliga a practicar boxeo para que se convierta en un hombre. Saúl no entiende por qué él no es un hombre, si lo es. Ese es el punto de unión con Rukeli. Dos hombres a los que la sociedad de su época les dice que no son hombres.

¿Quién es Jesús Torres?


No sé…Me suena de algo… 🙂
La verdad es que me cuesta decirte quién soy yo. Un actor, un dramaturgo, un director, un pedagogo, un superviviente…. No sé. ¿Un café y lo hablamos?

Antes de su estreno en España este domingo 20 de Septiembre a las 20:30h en el teatro TNT de Sevilla, dentro del Festival Cultura con Orgullo; se inauguró en Londres, ¿cómo fue recibido por el público londinense?


La obra se estrenó internacionalmente en Londres, hace un año. Imagínate la responsabilidad que es estrenar una obra en el West-End de Londres, a 200 m de El Rey León, jeje. Fue muy bien acogida, tanto por el público como por la organización del Festival Festelón, donde todo el equipo apoyó por la obra desde el principio, antes de haber sido premiada ni nada. Es algo que siempre les deberé.

Ahora estamos viviendo unos momentos complicados para la cultura y es de aplaudir iniciativas como la que nos traes. ¿Cómo está afectando la situación que esta crisis sanitaria está atacando de forma tan fuerte a vuestro sector?


Esta crisis sanitaria nos está afectando a todxs. Lo que está afectando al sector cultural es la ineptitud de algunos dirigentes políticos que nos ha olvidado por completo. En Andalucía, se publicitaron hasta la saciedad unas ayudas urgentes a la cultura cuya resolución, justo ayer, se pospuso otros dos meses. ¿Ayudas urgentes? ¿8 meses después del estado de alarma? Los artistas queremos trabajar.

Por último queremos saber que proyectos futuros tiene Jesús Torres en mente, que seguro que son muchos.

Pues en diciembre llegará a todos los móviles un videojuego basado en Puños de harina, llevado a cabo gracias al apoyo de la Junta de Andalucía (igual que te digo una cosa, te digo otra). Será un seriousgame, un videojuego con contenido serio pero divertido, en el que tendremos que acompañar a los protagonistas de la obra y ayudarlos a tomar decisiones para convertirse en un hombre de verdad.
Y, por otro lado, estaré visitando centros educativos para tener encuentros con jóvenes lectores que han incluido entre sus lecturas esta obra, Puños de harina, y una novela juvenil que también escribí para ellxs, «#Metamorfosis, #Change, #Cambio». ¿Cuándo hablamos sobre ella? 🙂

1 comentario sobre «Rukeli, el boxeador que retó a Hitler»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *