“Soy Gabriel, tengo dos padres y no veas lo que mola”

Actualidad Destacados SCROLL

El joven de origen ruso fue adoptado por una pareja homosexual y ha querido contar lo orgulloso que se siente de sus padres

Gabriel es un chico de 18 años, rubio, de ojos azules y de origen ruso que fue adoptado cuando tenía dos años. La cosa no tiene mayor trascendencia, pero el joven ha querido confesar lo afortunado que se siente con su familia y lo orgulloso que de sus padres: David y Jesús.

Soy Gabriel y tengo dos padres”, dice, tajante, en una entrevista con el portal Freeda España, “Se llaman David y Jesús. Y bueno, ¿cómo llegaron a mi vida? Será mejor cómo llegué yo a su vida, porque después de un proceso de adopción en Rusia consiguieron adoptarme y traerme a España con dos años”.

Para Gabriel nunca ha supuesto un problema formar parte de una familia homoparental, sino más bien todo lo contrario, ya que ha sido educado con valores tan importantes como el respeto y la tolerancia.

“Me han educado para saber comportarme y respetar a la gente. También me han enseñado a no tener cadenas. Siempre hemos tenido esa confianza para hablar de lo que sea y preguntarles lo que sea aunque tenga un poco de vergüenza a veces”, asegura.

Ahora bien, tener esa libertad en casa no significa que no haya sido un poco más complicado de cara a la galería. El joven no encuentra diferencias entre su familia y la que puedan tener otros chicos de su edad, pero siempre ha tenido que responder a las preguntas algo maleducadas de los más curiosos. Cuando le preguntan qué siente al no tener madre, el joven asegura que es más normal de lo que pueda parecer.”Lo que siempre digo es que se ven calzoncillos y no bragas”, insiste, “Es lo único”. También tiene respuesta a los que lo tratan de ofender con los típicos comentarios como “Tienes dos padres maricones, así que eres gay”.

El chico admite que ante este intento de ofensa, emplea su mejor arma, la risa. “Al reírme yo y normalizar tanto la situación, la otra persona se queda avergonzada porque dice, ‘si yo lo decía en serio, ¿por qué se está riendo?’. Es más, el joven reconoce que se ha sentido totalmente libre para explorar su sexualidad, y ante posibles dudas al respecto, asegura que lo mejor es probarlo. “Si hubiese seguido por ese camino, con chicos, me hubiese dado igual”, dice el joven, “Habría cumplido un estereotipo, pero de pura casualidad”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *